Tipos de Mantenimiento Industrial: Predictivo, Correctivo y Preventivo.

¿Conoces qué son y cuáles son las diferencias entre el mantenimiento predictivo, correctivo y preventivo? En este artículo vamos a explicar detalladamente en qué se basan cada tipo de mantenimiento industrial mencionando sus principales diferencias.

Las empresas de mantenimiento industrial nos ayudan a llevar un mantenimiento adecuado de nuestros equipos y máquinas gracias a su oferta de servicios integrales de mantenimiento. Una avería en una planta de producción es la responsable de prolongados tiempos de parada y de una disminución representativa de la producción. Anticiparnos al problema nos ayudará a evitar grandes gastos derivados.

Existen tres tipos diferentes de mantenimiento industrial. Cada uno de ellos se diferencia con respecto al resto por la planificación de sus tareas de mantenimiento.

El Mantenimiento Industrial Preventivo

El mantenimiento preventivo consta de un grupo de tareas de mantenimiento que han sido planificadas para anticiparse a la avería de cualquier instalación.

Para qué sirve el Mantenimiento Preventivo

Un equipo o máquina tiene una vida útil. Con el paso del tiempo, sus piezas se desgastan y pueden aparecer problemas en su funcionamiento. Gracias al mantenimiento preventivo, se corrigen posibles problemas antes de que se manifiesten con una avería.

El mantenimiento preventivo se lleva a cabo de forma sistemática, cuando transcurre un tiempo determinado o dependiendo de las horas que lleva funcionando la máquina.

Habitualmente, se realiza cuando la máquina tiene que soportar una menor carga de trabajo.

Clases de Mantenimiento Preventivo

Existen dos tipos de mantenimiento preventivo, el conductivo y el rutinario.

Mantenimiento Conductivo

Es realizado por los trabajadores que tienen un contacto directo con las instalaciones. Se trata de tareas rápidas como podrían ser una inspección sensorial o la revisión de la configuración de una máquina.

Mantenimiento Rutinario

Se trata de tareas de mantenimiento que se realizan en las máquinas sin llegar a desmontarlas. Como tareas de mantenimiento rutinario pueden destacarse el engrasado, una correcta limpieza, o la sustitución de pequeñas piezas cada cierto tiempo.

Ejemplo de Mantenimiento Preventivo

Dentro de los ejemplos de mantenimiento preventivo que encontramos, uno de los más representativos son las inspecciones. Revisando nuestros equipos con cierta periodicidad, podemos detectar posibles fallos y garantizar su correcto funcionamiento a lo largo de la cadena de producción.

Usos del Mantenimiento Preventivo

El mantenimiento preventivo está más presente que el mantenimiento correctivo en las grandes empresas que pertenecen al sector industrial. No obstante, debemos tener en cuenta que toda inspección que se realice exige unos tiempos de parada determinados. Este hecho puede reducir el ritmo de producción, pero sin lugar a dudas, siempre será más económico que asumir el coste de una avería.

Por este motivo, es muy importante realizar estas inspecciones cuando la productividad sea la mínima. Si hay tiempos de parada (durante la noche o a determinadas horas del día) es el tiempo óptimo para realizar la revisión de nuestros equipos y las tareas de mantenimiento preventivo.

El Mantenimiento Industrial Correctivo

También llamado mantenimiento reactivo, es uno de los tipos de mantenimiento industrial más tradicionales que se han ido utilizando en las fábricas a lo largo del tiempo.

Definición de Mantenimiento Correctivo

Este tipo de mantenimiento funciona del siguiente modo: cuando aparece una avería, se arregla.

Cada vez que se manifiesta un fallo en una máquina, acude el personal de mantenimiento y atiende la avería hasta su completa reparación. Una vez completada, se retoma la producción de nuevo. Este tipo de mantenimiento no precisa de tareas rutinarias con las que garantizar el correcto funcionamiento de los equipos. Sin embargo, cuando ocurre una avería, se generan pérdidas por el tiempo invertido en la reparación y los gastos que ello conlleva.

Con objeto de solucionar las incidencias lo antes posible, es importante que las fábricas que lo lleven a cabo cuenten con un equipo multidisciplinar y dimensionado. Es necesario contar con los operarios suficientes para atender todas las posibles averías, minimizando así las paradas en producción.

Por otro lado, la empresa debe tener también cierto stock en recambios y piezas, para poder reparar los equipos lo antes posible.

Usos del Mantenimiento Correctivo en la industria

El mantenimiento correctivo puede ser adecuado para las empresas que no tengan una carga de producción muy elevada. Además, también hay que considerar que por la naturaleza de los productos que allí se fabriquen, la aparición de fallos sea la mínima.

Sin embargo, cuando una empresa quiere crecer de forma sólida, es importante que establezca un plan de mantenimiento industrial adecuado.

El Mantenimiento Industrial Predictivo

Dentro de los dos tipos de mantenimiento industrial que hemos mencionado anteriormente, entre el mantenimiento predictivo y preventivo, el preventivo sería el más avanzado.

En qué consiste el Mantenimiento Predictivo

Se trata de una técnica tecnológica con la que puede predecirse el momento en el que se producirá un fallo en el componente de una máquina. De este modo, es posible cambiar el componente que nos va a dar problemas y sustituirlo antes de que se manifieste una avería.

Este tipo de mantenimiento inteligente exige un amplio conocimiento de todos nuestros equipos, así como de los métodos y herramientas que empleamos para la consecución de cada tarea.

Qué tipos de Mantenimientos Predictivos existen

Dentro de los diferentes tipos de técnicas predictivas, podemos destacar el análisis de vibraciones, ultrasonidos, análisis de humos de combustión o aceites y termografías entre otros.

Ejemplos de Mantenimiento Predictivo

Haciendo un recorrido en el amplio rango de parámetros que se emplean en el mantenimiento predictivo, vamos a destacar algunos de los más representativos. En numerosas ocasiones se evalúa la temperatura de los cables eléctricos, que nos da señales de si puede existir algún posible fallo. Otro ejemplo de mantenimiento industrial predictivo es la medición de las vibraciones de los cojinetes. Por último, también puede evalusarse la resistencia del aislamiento con el que cuenta la bobina de un motor.

Review Overview
Bravo por el artículo
Me ha parecido muy interesante, con vuestro permiso lo comparto
WOW INCREIBLE! ME HA ENCANTADO
SUMMARY
5.0

Otras publicaciones relacionadas: