Industria conectada

Contenido

Industria Conectada 4.0

El término Industria 4.0 (asimismo llamada industria inteligente o bien Ciberindustria del futuro) es parcialmente reciente y se refiere a la cuarta revolución industrial, consistente en la introducción de las tecnologías digitales en la industria. Es una nueva forma de organizar los medios de producción que pretende alcanzarse el término de “fábricas inteligentes” (smart factories), capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, como a una asignación más eficaz de los recursos.

Los nuevos desarrollos tecnológicos, la hiperconectividad y la globalización de la economía están proponiendo esenciales ocasiones y desafíos a nuestra economía. La industria asimismo debe abordar estas ocasiones y desafíos, para evolucionar y posicionarse como un campo fuerte, competitivo y de referencia internacional. En este contexto, la iniciativa industria conectada 4.0 se ha presentado con el objetivo de impulsar la transformación digital de la industria de España a través de la actuación conjunta y ordenada del ámbito público y privado.

industria 4.0

¿Qué es la Industria Conectada?

Cuando nos referimos a la Industria 4.0 o bien industria conectada nos referimos a un término íntimamente ligado al término de transformación digital. La definición de Industria 4.0 se refiere a la introducción y aplicación de la tecnología digital a todos y cada uno de los sistemas y procesos de producción de las factorías, como en la relación con los clientes del servicio.

Este término de factoría inteligente o bien industria conectada es uno de los grandes desafíos del proceso de transformación digital en el planeta y brotó en Alemania. En aquel instante, el término Industria 4.0 se refería al conjunto de medidas que, desde dos mil once, empezó a aplicar el gobierno alemán para digitalizar los procesos de producción de sus fábricas.

La industria conectada supone la completa digitalización de la cadena de valor y un esencial cambio en la relación con los clientes del servicio y distribuidores

Años después, la Industria 4.0 es ya un término global al que muchos especialistas definen como «la cuarta revolución industrial». Un jalón histórico que cambiará nuestra forma de comprender el término industria y en el que van a ser esenciales tecnologías como el Big Data, Internet de las Cosas, robótica, ciberseguridad, cloud computing, integración de procesos, impresión en 3D, realidad virtual y aumentada… que van a ser imprescindibles en la industria de futuro.

¿Cuáles son las claves de cara al desarrollo de la Industria Conectada 4.0?

Habilitadores digitales

De esta manera se define el conjunto de tecnologías que van a hacer posible el paso de la industria actual a la Industria 4.0. Desde este momento todo estará conectado mediante programas y sistemas de Cloud Computing, Internet de las Cosas, Big Data… que significarán la transición de las factorías tradicionales a las llamadas factorías del futuro en las que todos y cada uno de los procesos van a estar digitalizados y las máquinas interaccionarán y se comunicarán entre ellas mediante plataformas conectadas (Internet de las Cosas).

Fabricación flexible y a demanda

Como ocurre con el proceso de transformación digital en las compañías, en la Industria 4.0 el cliente del servicio ocupa el centro de toda la estrategia.

Una fabricación flexible y a demanda de un producto que puede ‘consumirse’ desde cualquier terminal y que además de esto el usuario puede testear gracias a herramientas de realidad virtual o bien aumentada, reportando de manera constante datos de la satisfacción del usuario.

Modelos productivos adaptados

Para satisfacer esta fabricación flexible que marca la Industria 4.0 se requiere de procesos de fabricación más efectivos y en los que van a ser claves los datos que se reporten desde las herramientas de Big Data como su interpretación.

Líneas de producción inteligente

Teniendo presente los precedentes puntos, las factorías del futuro facilitarán de una forma esencial sus líneas de producción y las amoldarán a esa demanda alterable y adaptada que marca la transformación digital en la Industria para llevarla a la Industria 4.0. Las líneas de producción se transforman en sistemas de información en sí, como se especifica en el artículo sobre desafíos y ocasiones de la industria conectada.

industria conectada 4.0

Cadenas de suministro optimizadas

La adaptación a una nueva demanda implica cambiar y amoldarse tanto en lo referente a las materias primas que entran en el proceso de producción, como al producto final que sale de ellas.

Almacenaje inteligente

Que acarrea reducir drásticamente los grandes centros de almacenamiento y apostar por dispositivos de etiquetado inteligente y una organización considerablemente más eficaz del stock.

Trabajos y procesos colaborativos

Que se traducen en sinergias con otros ámbitos productivos para estar de forma permanente al día de esas necesidades de los nuevos clientes del servicio en cualquiera de los procesos de consumo que afectan a la cadena industrial.